Carlos Maslatón afirmó que Espert ofreció USD 300.000 de Rodríguez Larreta a Milei para que se baje de las elecciones 2021

Política

La política está repleta de miserias y también tiene algunas grandezas. Por cierto que las primeras superan largamente a las segundas. “Y en el mismo lodo, todos manoseaos.”, como en el tango Cambalache. Cada día tenemos nuevas pruebas de eso. Ahora fue el turno de Carlos Maslatón, el más liberal de los peronistas o el más peronista de los liberales, según se prefiera, quien formuló una gravísima denuncia:  aseguró que José Luis Espert y el jefe de Gobierno porteño , Horacio Rodríguez Larreta, le ofrecieron a Javier Milei U$D 300.000, procedentes del gobierno de la CABA, para que el ahora legislador libertario «bajara el perfil» y aceptara ir «quinto en la lista de diputados» de la Ciudad en la boleta de Juntos por el Cambio.

“Entre las PASO de 2019 y la primera vuelta, Espert arregló con Larreta. Gonzalo Días, que era jefe de la campaña e Espert, reconoció en un zoom que se habían afanado la guita barrani (en negro) y que Larreta les dio plata. Después, en 2020, Espert llamó a Milei y comenzaron a hacer cinco actos por mes. Pero en febrero de 2021, Espert desapareció. Larreta se empezó apreocupar mucho por Milei. Fueron con la maleta Luis Rosales (ex candidato a vice de Espert y actual presidente de su partido) y Espert y le dijeron: “Esto es para vos, te lo manda Larreta. Bajá el perfil y vas quinto en la lista de diputados”.-declaró Maslatón al medio uruguayo La Diaria Mundo.çç

El fundador de la UPAU en los años 80 precisó que: “Fue en febrero de 2021. Milei les devuelve la maleta y les dice: Se van a la concha de su hermana. Por eso es que, repentinamente, de un día para otro, no se los ve más juntos.

Y continuando con su construcción del mito Milei, Maslatón sentenció: “Milei es como si fuera un cristiano del Siglo I, un esenio del sur de Jerusalén. Cuando se pelea, se pelea para toda la vida.”

Consultado sobre las razones por las que Milei no denunció a Espert, Maslatón respondió. “Porque no es ilegal, (sólo) es una inmoralidad.” Y completó: “Yo le puedo pagar algo a un tipo para que haga o deje de hacer una cosa, para que milite o no milite.”

¿Será verdad, o sólo una cortina de humo tendida por el mediático abogado de las criptomonedas?