Disparan contra “Nicky” Caputo y le piden a Macri que blanquee quienes son los «garcacapitalistas»

Economía Política

Un nuevo episodio tuvo la interna de Juntos por el cambio cuando el economista Lucas Llach exigió que Mauricio Macri blanquee los nombres de los empresarios que hacen negocios con el Estado «por nombre y apellido», al igual que lo hace con los sindicalistas «Biró o Baradel».
Llach fue Vicepresidente del Banco Central y luego del Banco Nación durante la presidencia de Macri. De manera impensada salió a denunciar que «Nombrar a los que chorean con sindicatos o con guita estatal pero no a los garcapitalistas es de derecha pro business.»
El economista disparó contra Nicky Caputo y afirmó que el empresario -el «hermano de la vida» de Mauricio Macri-integra el reducido grupo de privilegiados «garcacapitalistas» argentinos.
«¿Por qué cuando habla de la Tongocracia argentina sólo menciona por nombre y apellido a nuestros (Pablo) Biró) –aeronáuticos- o (Roberto) Baradel pero a no a nuestros Niky Caputo y (María) Cher, que también se llenan de guita nuestra con privilegios?-publicó Llach en su cuenta de Twitter.
No se quedó allí, ya que el funcionario del gobierno de Cambiemos señaló a Rubén Cherñajovsky (Newsan), uno de los empresarios más poderosos de la Argentina y socio de Nicky Caputo.
Al ser consultado en los posteos por qué razón interpelaba a Macri, si el ex Presidente había afirmado que había sido crítico de su “hermano del alma”, Llarch respondió de manera terminante: «Nunca escuché un nombre y apellido. Los de Biró y Baradel sí.»
Teniendo en cuenta su pertenencia a la UCR, otros usuarios le reclamaron que también les reclame al radicalismo o a Horacio Rodríguez Larreta.
«¡También debería hacerlo Horacio, claro! Y los radicales. Hace poquito hice un comentario análogo sobre la UCR. Señalo a Mauricio Macri porque es el que sí da nombres y apellidos de los ‘enemigos a batir’, cuando habla de Biró o Baradel.»-afirmó Llach.
Hasta ahora, las balas del fuego interno de JxC se habían direccionado hacia la dirigencia política. Ahora el espectro parece comenzar a ampliarse, al poner sobre el tapete a los beneficiarios de las acciones y de las gestiones de esos políticos.
¿Quiénes serán los próximos apuntados?