Juan Grabois yVictoria Tolosa Paz confrontaron por el levantamiento del secreto fiscal en los planes sociales

Economía Política

El dirigente social Juan Grabois cuestionó en duros términos a la Ministra de Desarrollo Social por solicitar –y conseguir- que la Justicia accediera a levantar el secreto fiscal en los planes sociales para detectar irregularidades en el Potenciar Trabajo.
Ante las denuncias sobre la asignación irregular de planes sociales, Tolosa Paz le solicitó al Juez Daniel Rafecas que levante el secreto fiscal para poder avanzar en la investigación para dar de baja a los beneficiarios del Plan Potenciar Trabajo que hayan percibido ese ingreso de manera irregular.
El pedido –finalmente aprobado por el Juez-, motivó la airada queja de Grabois en las redes sociales, argumentando que la ministra busca “contarle las costillas a los pobres”
Grabois, que desde hace tiempo no oculta sus diferencias con la gestión de gobierno de Alberto Fernández estalló afirmando que: “Se quiere levantar el secreto fiscal de quien cobra un salario social? ¡Bien! Que se levante el secreto fiscal de políticos, jueces, comisarios, contratistas del Estado, fugadores, periodistas con pauta, dirigentes sindicales y sociales ¿o el sogazo es siempre para los pobres?”
“¿Se quieren reducir las transferencias del estado a los pobres?-insistió-. ¡Pero si los diputados se acaban de aumentar las suyas!”
Y reclamó “Mínimamente que todos los funcionarios del ministerio de Desarrollo Social se reduzcan las que reciben ellos.”
En un hilo de Twitter, Grabois comparó la solicitud de Tolosa Paz con los reclamos que le hiciera junto al diputado Itai Hagman al senador del Frente de Todos, José Mayans, para que se difundiera información fiscal que giraron dólares al exterior.
“Estuvimos dos años pidiéndole a Mayans que publique la nómina de las personas físicas y jurídicas que fugaron los dólares de la estafa del FMI.”-puntualizó. Y recordó que “nos dijeron que no porque el secreto fiscal es ‘inviolable’”.
Profundizando sus argumentos, el dirigente social disparó: “Qué distinto es cuando hay q ver si un pobre se compró una motito.”
“Para los que no saben o se hacen los tontos, el programa Potenciar Trabajo estipula una contraprestación laboral. Es decir, no es un regalo como el PreViaje o el dólar subsidiado, es un salario social.”-ironizó.
El tono de las acusaciones de Grabois motivó que Tolosa Paz saliera a responderle, aclarando que no pide levantar el secreto fiscal porque le guste “contarle las costillas a los pobres”, “sino porque no hay otra posibilidad de cuidar a los beneficiarios del Potenciar Trabajo”.
“Estoy obligada como funcionaria.”-argumentó la minsitra. “No tengo margen. Hay una información de la AFIP donde señaló inconsistencias, pero no me las puede entregar nominalmente. La única persona que puede hacerlo para que liquidemos correctamente es el juez Ercolini, el que tiene hoy la causa.”-enfatizó.
Tolosa Paz había especificado días atrás que sólo se habían detectado irregularidades en el 0,3% de los beneficiarios que acceden al programa Potenciar Trabajo, como resultado de una auditoría interna que había iniciado el titular anterior de la cartera, Juan Zabaleta.
Sin embargo, el pedido de información realizado en su momento a la AFIP no tuvo éxito, en virtud del secreto fiscal.
Tolosa Paz entonces realizó una presentación judicial que terminó siendo exitosa para poder avanzar con la investigación.
Esta decisión le provocó urticaria a Grabois, aunque no queda en claro si se debe a una posición principista, o a la decisión de proteger a los beneficiarios irregulares.
De todos modos, el conflicto entre Grabois y Tolosa Paz recién comienza.
¿Hasta dónde llegará?