• 10/07/2024 08:09

Patricia Bullrich armó un spot de campaña, pero las imágenes de la mujer que sufría hambre en el video son del gobierno de Mauricio Macri

Jul 7, 2023

 

Patricia Bullrich presentó un impactante spot de campaña en el que intenta descalificar a varios referentes del peronismo y del cristinismo. Pero se le escapó la tortuga: la imagen de de una mujer con una bebé en brazos en la calle, diciendo que sufren hambre, corresponde al gobierno de Mauricio Macri. Se trata de un video grabado en 2019.

«Sufrimos hambre», se lamenta una mujer con una bebé en sus brazos, sentada en la calle. El video fue publicado originalmente en 2019, en una nota de Filo News. Por entonces la sociedad argentina afrontaba un duro incremento de la inflación, con un impacto brutal sobre el poder adquisitivo. Poco después, Mauricio Macri era arrasado en las PASO.

«Si no es todo, es nada», es la idea fuerza que pretende transmitir con el spot la ex ministra de Fernando de la Rúa y de Mauricio Macri. Con una sucesión de escenas de movilizaciones y conmoción social de fondo, y de referentes del peronismo y el cristinismo, Bullrich descarga sus demonios sobre la corrupción, la inseguridad y la crisis económica.

«No estamos viviendo en un país normal, estamos en esta Argentina. Acá nada es como debería ser y va a hacer falta mucha fuerza para recuperar el orden que perdimos.»-sentencia, descalificando tácitamente la propuesta más dialoguista de Rodríguez Larreta.

«El dialogo no saca a los narcos de Rosario, la corrupción no se termina por consenso, no se acuerda con las mafias», «a las cajas y a los privilegios nunca se los suelta negociando», «el mejor plan del mundo va a tener que defenderse en la calle»-son otros de los ítems sobre los que carga las tintas.

El video resulta provocativo y agresivo, ya que parece alentar el conflicto civil y social que desatará en caso de estar en condiciones de aplicar su brutal programa de ajuste.

«No podemos dar el lujo de hacerlo a medias otra vez.»-asegura, en lo que puede interpretarse como un reproche a la gestión de Mauricio Macri.

A lo largo de su carrera Patricia Bullrich atravesó todo el arco político, participó de un gobierno que cosechó casi cuatro decenas de muertes como respuesta a sus descabelladas iniciativas, y luego insistió con aplicar la coacción como método durante su última gestión ministerial.

Cuando habla de represión y mano dura, sabemos a qué atenernos.

Claro está que ni sus propuestas ni su metodología tienen nada que ver con los fundamentos de una democracia.

La mujer que confiesa que “sufre hambre” junto a su hija ha sido víctima del gobierno que integró Bullrich, y seguramente sería una de las primeras apuntadas por la mano dura que promete aplicar en caso de alcanzar la presidencia.