• 08/07/2024 07:41

Otra de Patricia. Puso en duda la cifra de desaparecidos y le llovieron acusaciones de “negacionismo”

Jul 12, 2023

Patricia Bullrich está muy floja de papeles cuando se pone en cuestión su actuación como combatiente guerrillera en los años 70. Por más que trate de ocultarlo, el pasado inexorablemente vuelve. Por esta razón decidió salir a posicionarse del lado opuesto al que se encontraba entonces, y defendió a quienes cuestionan el número de desaparecidos durante la dictadura. «No pueden ser» calificados como «traidores a la patria»-afirmó. Y desde el gobierno y desde la izquierda salieron a responderle con vehemencia.
Las declaraciones de Patricia Bullrich generaron revuelo. Inmediatamente fue acusada de «negacionista», argumentándose que sus afirmaciones no tienen nada de azaroso, ya que son parte de un «plan de gobierno basado en el odio».
«A mí me parece que no se puede decir que quien sostiene que no son 30 mil -los desaparecidos- debe ser considerado como un traidor a la patria.»-sostuvo anoche Bullrich en un programa televisivo. Y trató de justificarlo asegurando que la cifra de las víctimas de la represión ilegal de la última Dictadura fue establecida por la Comisión Nacional Sobre la Desaparición de Personas (CONADEP).
“Independientemente de si fueron 30 mil u 8 mil, lo de fondo es que Argentina nunca más puede tener esos enfrentamientos fratricidas como los que tuvo.»-sostuvo, muy suelta de cuerpo. Una sentencia contradictoria con su discurso habitual en el que la mano dura y la represión social son las herramientas propuestas para garantizar el “cambio” que propone.
E inmediatamente después de afirmar que era hora de terminar con los “enfrentamientos fratricidas”, sostuvo que en caso de llegar a la presidencia será «comandante en jefe de las Fuerzas Armadas» y le dará a esas instituciones «el lugar que tienen que tener». «No las voy a dejar en un rincón. Las usaron como ‘punching ball’ durante tantos años. Voy a tener una verdadera jefatura como lo hice con las fuerzas de seguridad.»-enfatizó.
¿Cuál es “ el lugar que tienen que tener” las FFAA en una democracia? Para Bullrich parece quedar en claro que deben ocuparse de reprimir la protesta social. Sin embargo, su tesis encuentra duras resistencias tanto dentro de las fuerzas democráticas de nuestro país como dentro de las propias FFAA, que no quieren aceptar semejante atribución. Esto sin contar con que debería modificar o violar explícitamente las normas institucionales que nos rigen.
De este modo, así como la precandidata ha asegurado que para imponer su programa de disciplinamiento social no dudará en gobernar recurriendo al plebiscito o la consulta popular en caso de no contar con respaldo parlamentario, ahora promete aplastar nuevamente las instituciones obligando a las FFAA a desempeñar un rol que les está vedado tras el retorno de la democracia en 1983.
Patricia Bullrich y la República no se llevan bien, tal como sucedía con Mauricio Macri. Llama la atención que la coalición que se presenta como garante de las instituciones pueda llegar a levantar la candidatura presidencial de sujetos de estas características. Y, más aún, que la “prensa republicana” mire para otro lado y aplauda sus iniciativas mesiánicas. O no tanto, si repasamos la historia argentina.