• 22/04/2024 19:13

Se calienta la campaña. La IGJ intervino la fundación de Patricia Bullrich por “irregularidades contables y el desarrollo de acciones ajenas a su objeto social”

Jul 13, 2023

La Fundación Instituto de Estudios Estratégicos en Seguridad Asociación Civil (IEES) que preside Patricia Bullrich fue intervenida este miércoles por la Inspección General de Justicia (IGJ), a través de la la Resolución 742/2023. En teoría, la fundación debería dedicarse a estudiar modelos de gestión en temas de seguridad a nivel nacional e internacional, pero el organismo oficial detectó graves irregularidades que motivaron la decisión.
Según sostiene la IGJ, el objetivo de la resolución consiste en “normalizar la situación institucional de la entidad”, tras detectarse graves “irregularidades contables y el desarrollo de acciones ajenas al objeto social para el cual fue autorizada a funcionar”.
La decisión de la IGJ motivó una airada respuesta en masa de la dirigencia del PRO, que incluyó a su rival en la interna presidencial de Juntos por el Cambio, Horacio Rodríguez Larreta.
Bullrich señaló a Sergio Massa como el responsable de lo que consideró un “ataque”, “esta vez a través del ministro de Justicia, en lugar de ocuparse de la inflación galopante y del estado calamitoso de la economía”.
La precandidata del PRO continuó con su victimización, publicando en las redes sociales su defensa: “Quiero compartir con la gente que estemos fuertes, porque los ataques seguirán en las próximas semanas. Buscan correr la atención de su gestión desastrosa y de la miseria que genera el kirchnerismo.”.
Mauricio Macri salió inmediatamente a respaldarla, afirmando que se trata de “un atropello más de la IGJ y el Ministerio de Justicia, esta vez contra Patricia Bullrich y su fundación en plena campaña”. Y pronosticó que falta “poco para que dejen de usar la AFIP, la IGJ y las agencias del Estado con el fin de atacar y perseguir a los opositores”.
También Horacio Rodríguez Larreta expresó su respaldo a la ex Ministra de Seguridad. “Las campañas sucias no tienen lugar en nuestra democracia. Utilizar el estado para perseguir opositores es absolutamente inaceptable. Todo mi apoyo a Patricia Bullrich. El 10 de diciembre esto se termina.”
Del lado del gobierno salieron a responder el Ministro de Justicia, Martín Soria, quien respaldó el accionar del organismo estatal y le reclamó a Bullrich que deje “la campaña de lado” y empiece “a explicar el sistema ilegal de recaudación que supuestamente montó para su partido político, mucho antes de que sea candidata”.
En relación a las acusaciones que Bullrich direccionó hacia Sergio Massa, Soria le explicó que: “La IGJ depende del Ministerio de Justicia, no sabes ni las competencias de cada Ministerio, pero decís que hay que cerrarlos.”
Por su parte, el Administrador Federal de la AFIP, Carlos Castagneto, prefirió responderle a Mauricio Macri, exigiéndole que “no mienta más”. Y le recordó que quienes fueron funcionarios de su organismo durante la gestión de Cambiemos están “investigados en sede administrativa y judicial por persecución política y hostigamiento fiscal”.
Castagneto aseguró que “‘Atacar y perseguir’ ha sido la estrategia de Macri cada vez que estuvo en situación de poder. “Lo hizo desde la AFIP y otros organismos contra políticos, empresarios, magistrados, deportistas y hasta personalidades de la cultura. Sería bueno que algún día dé explicaciones por esas acciones.”-enfatizó.
El Administrador Federal de la AFIP concluyó afirmando que “la ley debe ser para todos igual”, incluso para los miembros de la oposición que están “acostumbrados a trato preferencial con jueces y fiscales, amigos con quienes juegan al fútbol o se van de viaje en avión privado”.
La historia de las fundaciones asociadas a miembros del PRO es viscosa y aparece a menudo reñida con la legalidad, aunque en última instancia la Justicia siempre se ocupó de tirarles un salvavida.
Lo que sorprende no son tanto las objeciones sino el momento de decidir la intervención. Algún mal pensado podría imaginar que se trató de una medida estratégica para fortalecer a Bullrich en su interna con Horacio Rodríguez Larreta. Pero la guerra electoral está desatada, y cada uno juega con las armas de que dispone.