• 27/05/2024 22:27

El balotaje en la región. Antecedentes y definiciones

Nov 18, 2023

Este domingo la Argentina afrontará el segundo balotaje presidencial de su historia. El único antecedente es el de las elecciones de 2015, en las que Mauricio Macri se impuso sobre Daniel Scioli, por apretado margen. Sin embargo, lo que en nuestro país tiene una limitada tradición, ha sido una constante en la región a lo largo del Siglo XXI, ya que hubo 28 definiciones de este tipo en los 8 países en los que se cuenta con esta herramienta de definición: Brasil, Ecuador, Chile, Perú, Uruguay, Colombia y Bolivia.

La experiencia regional no resulta uniforme. De esas 28 elecciones, en 19 se impuso el ganador de la primera vuelta y en nueve ese resultado se invirtió.

En la Argentina el balotaje se implementó dentro del conjunto de reformas que dispuso la Constitución de1994, que incluyó la supresión del Colegio Electoral, la disminución del período presidencial de 6 a 4 años, la posibilidad de una reelección presidencial inmediata, y cambios en los plazos y la manera de designar a los legisladores nacionales.

Los antecedentes regionales nos muestran que, en el presente Siglo, en Brasil ya se realizaron 6 balotajes. En 2002, “Lula” venció a José Serra; en 2006: “Lula” volvió a imponerse, esta vez a Geraldo Alckmin; en 2010, Dilma Rousseff fue quien venció a José Serra, y reiteró su victoria en 2014, sobre Aécio Neves. En 2018, Jair Bolsonaro venció a Fernando Haddad, y en “Lula” llegó a la presidencia por tercera vez, al derrotar a Jair Bolsonaro. La particularidad es que, más allá de su signo político, siempre se impuso el vencedor en la primera vuelta electoral.

En Chile, la victoria del candidato más votado en primera vuelta se registró también en las elecciones de 2005, cuando Michelle Bachelet venció a Sebastián Piñera; en 2009, Sebastián Piñera a Eduardo Frei; en 2013: Michelle Bachelet, a Evelyn Matthei Fornet; y en 2017, Sebastián Piñera, a Alejandro Guillier. Esta regularidad se rompió en 2023, cuando Gabriel Boric revirtió el resultado inicial, para imponerse en el balotaje a Jose Antonio Kast.

En Ecuador hubo mayor equilibrio, ya que, de los 6 casos disponibles, en 3 se impuso el vencedor en primera vuelta y en las otras 3, el segundo. Quienes confirmaron el resultado inicial fueron, en  2009, Rafael Correa, quien venció a Lucio Gutiérrez; y repitió en 2013, esta vez sobre Guillermo Lasso. En 2023, Daniel Noboa se impuso sobre Luisa González. En cambio, se invirtió el resultado en las elecciones de 2006, cuando Rafael Correa derrotó a Álvaro Noboa; 2017, Lenin Moreno, a Guillermo Lasso; y en 2021. Guillermo Lasso a Andrés Arauz.

En el caso de Perú, en 3 casos se confirmó el resultado inicial y en 2 se modificó. Quienes confirmaron el resultado de la primera vuelta fueron, en 2001, Alejandro Toledo sobre Alan García; en 2011, Ollanta Humala sobre Keiko Fujimori; y en 2021, Pedro Castillo, otra vez sobre Keiko Fujimori. La inversión de resultados se dio en 2006, cuando Alan García derrotó a Ollanta Humala; y en 2016, cuando Pedro Pablo Kuczynski se impuso sobre Keiko Fujimori.

En Colombia se realizaron 6 elecciones presidenciales a lo largo de este siglo, pero sólo en 4 hubo que recurrir al balotaje. En 3 se confirmó el resultado inicial: en 2010, Juan Manuel Santos derrotó a Antanás Mockus; en 2018, Iván Duque a Gustavo Petro; y en 2022, Gustavo Petro a Rodolfo Hernández. La reversión de la primera vuelta sólo se dio en 2004, cuando Juan Manuel Santos se impuso sobre Oscar Iván Zuluaga.

En Uruguay –donde el período presidencial es de 5 años-, sólo hubieron 3 balotajes. En 2009, José Mujica confirmó los resultados de la primera vuelta y derrotó a Luis Lacalle (padre); y en 2014 Tabaré Vázquez lo hizo frente a Luis Lacalle Pou. En 2019, en cambio, Luis Lacalle Pou invirtió el resultado de las generales y consiguió vencer a Daniel Martínez.

En Bolivia se realizaron 5 elecciones presidenciales, en 2005, 2009, 2014, 2019 y 2020. En ninguno de estos casos fue necesario implementar el balotaje. En Paraguay, en tanto, no está implementado; y en Venezuela siempre las elecciones se definieron en las generales.

Si bien en la Argentina debió haberse realizado el balotaje en dos oportunidades, la de 2003 no tuvo lugar por la renuncia a participar de Carlos Menem –quien había ganado la primera vuelta con el 24,45% de los votos-, imponiéndose sin competir Néstor Kirchner, quien había obtenido el 22,25%. Por lo que el único antecedente es el de 2015, cuando Mauricio Macri consiguió revertir el resultado de las generales para imponerse en segunda vuelta sobre Daniel Scioli, obteniendo el 51,4% contra el 48,6% de su competidor.

¿Qué nos deparará este domingo? La elección está abierta y las encuestas demuestran un altísimo nivel de paridad. Una vez más, la moneda está en el aire.