• 22/04/2024 20:12

Hipocresía

Mar 17, 2024

Javier Milei prometió “cortarse un brazo” antes que subir los impuestos o crear nuevos. Por supuesto, no cumplió. Del mismo modo en que prometió que el ajuste lo pagaría la “casta”. Todo acting y embustes. El gobierno actual no tiene nada que ver con el modelo libertario.

Sin embargo, lejos de predicar con el ejemplo, Milei avala hacer en la Provincia de Buenos Aires lo contrario de lo que dispone en su propia gestión. En su interminable participación en X, ahora replicó un posteo de José Luis Espert en el convoca a evadir impuestos en PBA. Por si fuera poco, acusa a Axel Kicillof de «violar el derecho de propiedad».
En su cuenta de X, el Diputado Espert (LLA), afirmó que no iba a pagar los impuestos en Buenos Aires, que sólo impactan en el 8,9% de los contribuyentes bonaerenses, pese a que las subas fueron aprobadas por la Legislatura Provincial en el mes de diciembre.
Muy suelto de cuerpo, Espert publicó que: «Parece que cuando habla del derecho de propiedad el Gobernador, no entiende que subir los impuestos netos es una violación del derecho de propiedad…».

Y remató afirmando que: «Puede que esté confundido porque él leyó a un tal Alberti (asumo que nada que ver con nuestra historia) en lugar de Alberdi…».

La rebelión fiscal a la que convoca el Diputado de LLA apunta contra las subas de los impuestos en PBA fueron aprobadas en diciembre pasado y comenzaron a regir en enero de 2024, en cuya negociación participaron bloques del PRO, UCR, y la Coalición Cívica. La medida, contempló un aumento en los tributos sobre bienes inmobiliarios, urbanos edificados y tierra rural con variaciones que van desde el 140% al 200% según la tasación patrimonial. Estos números no se modificaban desde 2022 y, según cifras de la Provincia, impacta sólo en el 8,9% de los contribuyentes bonaerenses.

El Gobernador Kicillof sostuvo reiteradamente la necesidad de mantener la recaudación en medio de un masivo ajuste nacional que se ensañó especialmente con la Provincia de Buenos Aires, que no solo eliminó importantes fondos nacionales destinados a educación, transporte, desarrollo urbano en barrios carenciados y casi toda la obra pública, sino que también derrumbó a tal nivel la actividad económica y el consumo que los ingresos por impuestos ha caído significativamente en todo el país.

Milei y LLA han elegido a Axel como enemigo para tratar de desviar la atención sobre su propio fracaso. Resulta gravísimo que el propio presidente sea el que avale la rebelión fiscal en una provincia. Para ser coherentes, Espert y Milei deberían convocar a la población a tomar actitud similar con los gravámenes nacionales. Algo que de todas formas terminará sucediendo, en la medida en que la magnitud del ajuste impida a los argentinos hacer frente a sus cargas impositivas.