• 22/04/2024 18:53

Recalculando

Ago 15, 2023

 

Con los números en la mano, para desagrado de las dos coaliciones mayoritarias, quienes quedaron posicionados para la elección general recalculan sus estrategias.

Mauricio Macri, sin competir, fue uno de los grandes ganadores de las PASO del domingo pasado. Consiguió imponer a su primo como candidato ganador en las generales de la CABA, y su preferida, Patricia Bullrich, se impuso en la interna. En el acto nocturno de ese día confirmó que había recuperado su liderazgo en el PRO. Nuevamente es el Jefe.

La estrategia de la coalición, a partir de ahora, deberá concentrarse en retener los votos de Rodríguez Larreta y de Martín Lousteau, captar a absentistas y votantes en blanco, y tratar de comerle votos a Javier Milei. En la Provincia de Buenos Aires, deberá tratar de hacer lo mismo con los votos de Diego Santilli, y aprovechar el impacto que la inflación que se espera para los próximos dos meses impacte sobre el universo de votantes que aún conserva UxP.

Por el lado del Frente de Todos, Sergio Massa tendrá la dura tarea de conducir simultáneamente la economía del país y su propia campaña. Lo más razonable sería que diera un paso al costado y dejara el ministerio en manos de su equipo, para tratar de despegarse de los cimbronazos económicos y concentrarse exclusivamente en su campaña. También deberá apretar el torniquete sobre intendentes y gobernadores peronistas que no se esforzaron demasiado por instalar su candidatura, y sobre todo retener también a la Cámpora -que nada hizo para sumarle votos- y a Juan Grabois. Pero este último objetivo choca con su necesidad de tratar de captar los votos moderados de Rodríguez Larreta, a los votantes radicales espantados ante las alternativas de Milei y de Bullrich, y al tradicional votante de UxP que desistió de ir a votar después de 2019.

Por el lado de Milei parece más sencillo. Deberá profundizar su discurso anti-casta, y evitar dar precisiones sobre su programa de gobierno, para evitar zancadillas y limitar daños de la campaña que vienen profundizando en su contra los medios alineados con el macrismo.

En síntesis: Bullrich no parece buena candidata, Massa debe resolver las contradicciones entre los diversos componentes que integran UxP, sin espantar al votante moderado, y conseguir que los ingresos de los trabajadores no se retrasen respecto de los precios. A Milei le alcanza, simplemente, con seguir siendo Milei. Aunque más contenido.