• 27/05/2024 21:56

Eduardo Eurnekian desautorizó a Javier Milei por sus declaraciones sobre el Papa Francisco

Sep 16, 2023

Los cortocircuitos entre Javier Milei y sus asesores y voceros no paran de multiplicarse. Tras los duros cuestionamientos que sufrió su propuesta de dolarización de la economía de parte de su equipo económico, ahora se suma la dura crítica de su histórico jefe, el empresario Eduardo Eurnekian, quien salió a defender al Papa Francisco, al que caracterizó como un líder destacado, tras lo cual afirmó que el candidato de La Libertad Avanza no tiene la autoridad para cuestionar las acciones del máximo pontífice en asuntos políticos y religiosos.

En las antípodas de las declaraciones de Milei, quien definió a Francisco como “el anticristo”, Eurnekian enfatizó que Javier Milei carece de la «altura» necesaria para juzgar o emitir opiniones sobre el Papa, el máximo representante de la Iglesia Católica en el mundo. Sus opiniones están «totalmente fuera de lugar», insistió el empresario. Y, por si fuera poco, destacó que el Papa es motivo de «orgullo» y que su cosmovisión del mundo es única, cualidad que lo autoriza a tomar decisiones de impacto universal.

«Sus opiniones son Totalmente fuera de lugar. Milei no está a la altura ni para juzgar al Papa, ni para opinar, ni para dar una pauta de cuáles son las actitudes que debería asumir el Papa, bajo ningún punto de vista.», sentenció Eurnekian.

Pero Eurnekian no se quedó allí, y si bien admitió que el libertario había trabajado largo tiempo a sus órdenes, aclaró que no había mantenido ningún trato personal. Era uno más…

Que un empresario de esa relevancia salga a tomar distancia de un candidato al que los media presentan como inminente presidente resulta algo inédito. Seguramente porque lo conoce y sabe qué es lo que se puede esperar de él.

Sus declaraciones “están totalmente fuera de lugar”, subrayó Eurnekian, quien jamás habla públicamente, pero que ahora sintió necesidad de tomar distancias.

Milei había sostenido que el Papa era «el representante del Maligno en la Tierra», y lo acusó de involucrarse en política y de respaldar regímenes autoritarios en países como Cuba y Venezuela. Una vez más –como ya le ocurrió con sus posiciones sobre la dolarización y el cierre del Banco Central-, se está quedando aislado. No es un dato menor, ya que confirma las justificadas dudas sobre la gobernanza que podría tener su gestión en caso de imponerse en las elecciones presidenciales.

En lugar de que la libertad avance, lo que parece tener asegurado un camino libre de obstáculos en caso de coronarse electoralmente son la anarquía y el estallido social y político.