• 19/06/2024 17:15

Los bloques aliados le imponen límites a Javier Milei Le «meterán mano» a los proyectos de retenciones, impuesto a las ganancias y anulación de la Ley de Jubilaciones

Dic 18, 2023

 

Los bloques del PRO, la UCR y de Monzó le advirtieron al presidente Javier Milei que planean modificar distintas tasas para la producción agrícola, según la situación del cultivo regional. De este modo, el impuesto uniforme del 15 por ciento de retenciones a todas las economías regionales no pasaríoa el filtro del Congreso.

«No es la misma situación la que atraviesan la lechería de la zona núcleo, la fruta del alto valle de Río Negro o el maní de Córdoba, vamos a establecer tasas diferenciales según la situación de cada cultivo», afirman.

El gobierno sólo tiene 37 legisladores propios en la cámara baja, por lo que necesita del apoyo de los diputados del PRO, la UCR, la Coalición Cívica y el bloque federal de Emilio Monzó, para conseguir aprobar sus proyectos.

Enterado de esta decisión, el Secretario de Agricultura, Fernando Vilella, admitió que el gobierno podría aceptar que se apliquen tasas diferentes según la producción, pero simultáneamente anunció una noticia que no le ganará adeptos en el campo: la reposición de las retenciones no tiene fecha firme de finalización. El funcionario dijo que el impuesto seguirá hasta que el Banco Central recomponga reservas a un nivel que el gobierno considere adecuado.

Y no son sólo los legisladores. También los gobernadores quieren sumar modificaciones al proyecto y ya avisaron que sus legisladores plantearán modificaciones al impuestazo de Caputo.

A esto se suma otra mala noticia para el gobierno. Si bien los dipùtados aprobarían el déficit cero, se resisten a modificar Ganancias y Jubilaciones, habida cuenta del brutal impacto de la devaluación del 54% sobre los ingresos. Estas modificaciones afectarían mayoritariamente a los propios votantes del gobierno actual. Y, además, no concederían delegaciones legislativas extraordinarias al Poder Ejecutivo en nombre de la emergencia, por más grave que esta sea. En criollo liso y llano, votarán las leyes una por una y no en paquete, para tratar de evitar que la gobernabilidad se vea afectada. Un riesgo que avizoran como cierto, a partir de las disposiciones iniciales de la nueva gestión.