• 08/07/2024 00:12

Ya se puede contratar Starlink en Argentina

Dic 26, 2023

En su mensaje de presentación del cuestionado mega DNU de Javier Milei, el presidente concretó un hecho inédito: reconocer que algunas de sus disposiciones beneficiaban específicamente a una empresa multinacional, y no se privó de nombrarla. Si bien está claro que hay muchísimos capítulos en ese decreto a medida de corporaciones específicas, propiedad de empresarios que rodean al primer mandatario, nunca antes se había mencionado a un beneficiario específico de una normativa oficial.

El megadecreto 70/2023 impone modificaciones a la Ley “Argentina Digital” (N° 27.078) y dispone que “la provisión de facilidades de los sistemas satelitales de comunicaciones será libre”. La beneficiaria de la decisión de Milei, y citada en su alocución, es SpaceX, la empresa de fabricación aeroespacial y transporte del multimillonario Elon Musk, ya lanzó casi 4.000 satélites y proporciona internet de alta velocidad a más de un millón de lugares en todo el mundo, la mayoría de los cuales son hogares. Al presente ya opera en países de Latinoamérica como Chile, Brasil, Perú, Ecuador, Colombia y México, entre otros.

Más rápido que volando, Starlink –la proveedora de servicios de internet de SpaceX- anunció que ya se pueden contratar esos servicios en la Argentina, que comenzarán a ser provistos en el segundo trimestre de 2024.

Pero la novedad es que la empresa ya se había constituído en la Argentina, con un capital social de $100.000 por el plazo de 30 años. Su gerente titular es el abogado Tomás Pérez Alati Brea, y el suplente, Lauren Ashley Dreyer.

Starlink provee servicios de Internet de alta velocidad a todo el mundo, sobre todo posibilitando la conexión en lugares de acceso dificultoso, como zonas rurales o ciudades pequeñas/alejadas, donde las conexiones 4G o 5G se quedan cortas, con velocidades de entre 50 Mbps y 150 Mbps, y una latencia de entre 20 y 40 milisegundos.

Entonces, es más una red pensada para aquellas zonas de la geografía donde no llega la fibra, y las conexiones 4G o 5G se quedan cortas, ya que la velocidad es inferior a otros servicios que ya ofrecen entre 300 y 500 Mbps simétricos de bajada y subida (y son más baratos).

Tras los anuncios de Milei la empresa puso a disposición un instructivo virtual, en el que exige el pago de un depósito inicial de 9 dólares para realizar la cotización, asegurar el kit y responder acerca de la posibilidad de provisión de servicios. Al “dólar tarjeta” actual con 60% de recargo, habría que transferirle alrededor de $12.000 para iniciar el trámite.

“Haga el pedido ahora para reservar su Starlink. Starlink se centrará en proveer servicio en su área a partir del segundo trimestre de 2024. La disponibilidad está sujeta a la aprobación reglamentaria. Los pedidos se completarán por orden de llegada en cada área de cobertura”, indica la web.

El costo mensual del servicio Starlink Standard, a nivel internacional, es de 90 dólares ($120 mil). A eso se suma una tarifa por el equipamiento de antena y receptor por 599 dólares ($795 mil), a cambio de una velocidad de entre 25 a 220 Mbps.

 

Otra opción Premium que está disponible es Starlink Priority, que permite alcanzar una velocidad de entre 40 a 220 Mbps, con un costo mensual de 250 dólares. En este caso, el precio del  equipamiento se eleva a 2.500 dólares.

Starlink sería la cabecera de puente de Elon Musk para luego quedarse con ARSAT y avanzar en los negocios sobre el litio y otros recursos naturales de la Argentina.

Mientras se destruye el aparato productivo y se impulsan políticas que incrementan la pobreza y la desvalorización del peso, con vistas a una dolarización o nueva convertibilidad a bajo costo, el gobierno actual no ha perdido un segundo en generar fabulosas oportunidades para algunos consorcios privados. De este modo, el mega DNU –y los paquetes de medidas sucesivas- no sólo preocupan por su inconstitucionalidad, sino también por las consecuencias de las políticas que se pretenden implementar sobre la mayoría de los argentinos.