• 26/05/2024 19:59

¿Sufrirá la Argentina nuevos ataques terroristas?

Feb 8, 2024

Como si no bastara con la catástrofe económica y sanitaria que el gobierno actual impuso a la mayoría de los argentinos, su política exterior de convertirnos en furgón de cola de la de los EEUU, sin ningún beneficio concreto para nuestro país, nos instala en un escenario de posibles calamidades de manera absolutamente irresponsable.
No conforme con llevar innecesariamente al borde de la ruptura las relaciones con China, excluirnos de los BRICs, o confrontar con varios presidentes latinoamericanos. Ahora Javier Milei fue por más, y no sólo confirmó su intención de trasladar la embajada de Argentina a Jerusalén desde Tel Aviv, sino que también está dispuesto a declarar como organización terrorista al movimiento islamista palestino.
El traslado de la embajada –tal como lo hiciera Donald Trump, años atrás- no es recomendado por la ONU y cuenta con la oposición frontal del Papa Francisco. A Milei poco le importan esas opiniones y sigue adelante. El problema son las gravísimas consecuencias que podría traer consigo.
Como respuesta a la decisión del presidente argentino, la organización Hamas condenó dicho anuncio en términos categóricos.
“Condenamos y deploramos enérgicamente el anuncio del presidente de Argentina sobre su intención de trasladar la embajada de su país en la entidad nazi-sionista (Israel) a Jerusalén”, afirmó Hamas en su comunicado.
Y califica su actitud como “una violación de los derechos del pueblo palestino a su tierra, y una vulneración de las normas del derecho internacional”, e instó al presidente argentino “a que revierta una decisión injusta y equivocada que coloca a Argentina como socio del ocupante sionista”.
Milei ya ha decidido ser el instrumento del eje EEUU-Isralel-Gran Bretaña, y su decisión marca un claro posicionamiento pro israelí en el conflicto en Medio Oriente, ya que incluye reuniones con su presidente, Isaac Herzog, y con el primer ministro, Benjamín Netanyahu. Los costos que podría llegar a sufrir nuestra sociedad lo tienen sin cuidado: postea amenazantes textos bíblicos del mismo modo en el que se regocija dejando sin medicación a enfermos terminales.
La determinación del presidente argentino expone a nuestro país a convertirse en campo bélico de un conflicto que internacional con consecuencias imprevisibles en los planos diplomático y humanitario.
Con este “logro” en su mochila, Milei visitará a continuación al Papa Francisco, a quien definió como el “anti-cristo”, a lo que debe sumarse su derrota vergonzante en el intento de aprobación de la “Ley ómnibus”.
En fuentes vaticanas dejaron trascender que no debería sorprender que el día del encuentro el Sumo Pontífice “amaneciera resfriado”, por lo que se vería imposibilitado de recibirlo. De no ser así, es difícil pronosticar cómo será su desarrollo, ya que Milei encarna la negación de los principios y de la moral cristiana.