• 27/05/2024 23:22

Por el ajuste de Milei, la recesión hizo caer la recaudación fiscal en un 16% real en marzo

Abr 5, 2024

Según informó la AFIP, la recaudación fiscal de marzo fue de $7,7 billones, lo cual implicó un incremento nominal del 230,6 %, muy por debajo de la inflación registrada desde el mismo mes del año pasado. Descontado el IPC, esto implica una fuerte baja del 16% real de los recursos del fisco, a consecuencia de la recesión provocada por el ajuste salvaje impulsado por el gobierno de Javier Milei..
Esos $7,7 billones se desagregan del siguiente modo. La recaudación del IVA totalizó los $2,8 billones, con una caída real en torno al 15%; en tanto que Ganancias sumó $1 billón, con una baja estimada en el 40%. Entre ambos impuestos suman el 56% de la recaudación total.

En el caso del IVA, la brusca caída respecto del mes de febrero refleja la fuerte caída de la actividad económica, del orden del 5,5%. La AFIP explicó que la brusca disminución se debió «comenzaron a estar exceptuados del régimen de percepción del IVA un conjunto de productos de la canasta básica y medicamentos por un plazo de 120 días corridos».

El Impuesto a las Ganancias, con poco más de 1 billón de pesos, implica un incremento nominal interanual del 136%, a pesar de la derogación de ese tributo para los trabajadores de la 4ta. Categoría y que el gobierno pretende restituir a toda costa, pese a la drástica caída de los ingresos en relación con la altísima inflación en bienes y servicios que alentó el gobierno actual.

La caída de Ganancias se compensó con el incremento significativo del Impuesto PAIS, que produjo $694.903 millones, con un incremento nominal de $1.552,5%. En términos reales, registra una mejora del 318,5% respecto del año pasado. Pese a que Milei afirmó que se cortaría un brazo antes de crear nuevos impuestos o aumentar los vigentes, no tuvo empacho en extender su aplicación a toda operación de venta de divisas para importación con una alícuota del 17,5%.
Según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), «en el tercer mes del 2024, la recaudación tributaria nacional habría disminuido un 16% real respecto a marzo de 2023». «Al excluir la recaudación por tributos vinculados al comercio exterior, la caída sería del 24%», agrega. Y puntualiza que «Es importante recordar que en marzo la colocación del bono BOPREAL generó recaudación extra en el impuesto PAIS, aunque en menor medida que en el mes anterior».

Al analizar por separado cada tributo, el IARAF informa que «la recaudación que más habría caído sería la del impuesto Bienes Personales, que lo habría hecho en un 83% real interanual, seguido por Ganancias con 40,2% y derechos de importación con 26,3%».

De este modo, «Los únicos dos tributos que habrían aumentado en términos reales serían impuesto PAIS con 318,5% y derechos de exportación con 62,5%. La suba de alícuotas del primero y la mayor liquidación de exportaciones serían la causa principal».
De este modo, se confirman los paupérrimos resultados económicos de la gestión Milei, y plantean serias dudas sobre su sostenibilidad a partir de la debacle recaudatoria que genera. No por casualidad la relación entre el presidente y el Ministro de Economía, Luis Caputo, se ha tensado a punto tal de que su continuidad ha sido puesta en cuestión, a menos que consiga cambios sustanciales en las próximas semanas. Pero los nuevos aumentos en energía y prepagas que se descargarán desde ahora sobre los argentinos ponen en duda su sostenibilidad social. Los próximos 60 días serán determinantes para definir el futuro de la actual gestión.