• 26/05/2024 19:59

Para Javier Milei, la marcha universitaria “Fue un triunfo político maravilloso de LLA”

Abr 29, 2024

El presidente Javier Milei salió este domingo a dar una serie de reportajes en los que minimizó la marcha universitaria del pasado martes. Pese a que las encuestas demuestran que más del 70% de la sociedad respalda los reclamos en favor de la universidad pública, que el gobierno pretende cerrar a través de su desfinanciamiento, el presidente se mantuvo cerrado dentro de su mundo paralelo al sostener que “Fue un triunfo político maravilloso de LLA, en algunas encuestas mi imagen subió. La marcha fue un ordenador político porque sirvió para ver de qué lado está cada uno. Trataron de amuchar a todos los enemigos de la libertad». ¿Más de los dos tercios de la sociedad argentina son “enemigos de la libertad”? Tácitamente Milei convalidó que el suyo es un gobierno de minorías, en favor de las cuales sistemáticamente gestiona.
Si bien se trató de la mayor movilización desde la vuelta de la democracia, para Milei los participantes eran “actores contratados”. Un millón y medio de contratados es una cifra muy difícil de sostener, aún desde la lógica de mentir y distorsionar sistemáticamente cifras y datos para amoldarlos a su discurso.
El presidente volvió a insistir que las universidades públicas eran “centros de adoctrinamiento” y sobre la necesidad de implementar auditorías sobre su manejo de fondos. Milei ignora, o pretende ignorar, que las universidades públicas están sometidas a tres auditorías anuales, y que esos pretendidos “centros de adoctrinamiento” permitieron que la Argentina cuente con los únicos 5 Premios Nobel nacidos en nuestro país.
Que se anime a cuestionar los méritos de una universidad que está calificada en los primeros lugares del ranking mundial, siendo la única pública en esta situación, resulta una gravísima agresión, sobre todo si proviene de alguien que no consiguió aprobar el CBC de la UBA, y que fue despedido por “maltrato de alumnos” tanto en esa universidad como en la UADE.
El discurso autocelebratorio característico de Milei va haciendo cada vez más agua, tal como lo comprueban las encuestas en elaboración que le darán una amarga sorpresa durante esta semana al gobierno. Pero, además, confirma que la impresionante movilización universitaria impactó en la gestión, obligando al presidente a salir reiteradamente a tratar de minimizarla, intentando tapar el sol con las manos. Tan es así que, mientras la celebrara como un triunfo de LLA, ordenaba a la Ministra de Capital Humano ponerse en contacto con el Comité Interuniversitario Nacional (CIN) para tratar de destrabar el conflicto. ¿Comenzó a brotar la sangre de la armadura del presidente?