• 19/06/2024 15:43

Disputa facciosa, escándalos y política bonaerense

Jun 4, 2024

Javier Milei está convencido de que el escándalo en Capital Humano fue la obra de un topo enquistado en los altos niveles de su gobierno. Ni bien hizo circular esa opinión dentro de los niveles directrices de la gestión, las miradas automáticamente se dirigieron hacia Santiago Caputo. Pero rápidamente se aclaró que no era esa la dirección hacia la que señalaba, ya que luego de algunos roces iniciales, Santiago Caputo y Sandra Pettovello habían sellado un paco el día después de la colosal marcha universitaria.
El desarrollo que tuvo el affaire Pettovello, incluida la sesión de tortura, con amenazas de armas largas, que sufrió Federico Fernández, un colaborador del desplazado Secretario de Niñez, Pablo de la Torre, para forzarlo a delatar supuestos manejos del ex Secretario de Desarrollo sobre el tema sobresueldos, dirigió entonces las miradas en otra dirección. Más precisamente, hacia Eduardo “Lule” Menem, mano derecha -¿y algo màs?- de Karina Milei en la Secretaría General de la presidencia. E inmediatamente se volvió a cobrar actualidad su enfrentamiento con Pettovello, que le había costado el cargo al ex al titular de la Anses, Osvaldo Giordano, para quedarse con el control de ese organismo previsional.
El “topo” habría conseguido plenamente su objetivo, ya que no sólo debió renunciar Pablo de la Torre, sino que, en solidaridad, lo hizo toda la estructura del área social del ministerio. Pero además obtuvo una denuncia judicial contra De la Torre, algo bastante inusual en la política argentina.
¿Por qué sospecha Milei de “Lule” Menem? Con el visto bueno de Karina, “Lule” y su primo Martín, el presidente de la Cámara de Diputados, han obtenido carta blanca para encargarse del armado nacional de la Libertad Avanza. Buenos Aires es el principal problema, ya que allí no consiguen hacer pie. Y su principal obstáculo sería la denominada “Banda de San Miguel”, liderada desde sus orígenes por Joaquín de la Torre.
Pablo de la Torre quiso renunciar desde el mes de enero, debido a la negativa absoluta de Milei de repartir alimentos entre los más necesitados, e incluso lo obligaron a dar marcha atrás con la ayuda prometida cada vez que intentó colaborar a revertir los resultados de catástrofes meteorológicas.
“Lule usa la carta de Karina como excusa para meterse en todo», rezongan en el entorno del presidente. Mal no le va: ahora Pablo deberá afrontar una causa por contratos irregulares para hacer caja política.
Javier Milei está convencido de que “Lule” Menem es un topo. Karina lo apoya hasta en sus deseos más íntimos. ¿Se abrirá una grieta dentro de la hermandad presidencial?