• 24/02/2024 22:40

Chubut, elecciones y después

Ago 5, 2023

El domingo pasado se rompió un largo ciclo de dos décadas de hegemonía peronista en la provincia de Chubut. JxC consiguió imponerse por menos del 2% de los votos emitidos (35,63 por ciento para JxC, 33,69 por ciento para UxP) –unos 5900 votos-. Una vez más, el rechazo a la política fue la opción preferida: 31 por ciento de absentismo en la provincia y el voto en blanco escaló al 10,49 por ciento, convirtiéndose en la segunda opción más votada en varios distritos. Otro dato: el candidato cercano a Milei obtuvo el 13,45 por ciento, la segunda mejor perfomance de ese espacio después de la de La Rioja.
Por más que la diferencia haya sido mínima, alcanzó para que la coalición opositora sumara una nueva provincia. El problema para el oficialismo es que la bola de nieve se expande, tras los triunfos de JxC en San Luis y San Juan. Las PASO santafesinas y chaqueñas permiten alentar, además, altas expectativas de nuevos triunfos, y las de Buenos Aires y Entre Ríos podrían sumarse a este bloque.
De este modo, por primera vez desde el retorno de la democracia la oposición anti-peronista podría llegar a sumar una decena de provincias, y está comprometida la mayoría que siempre detentó el peronismo en el Senado Nacional desde entonces.
La victoria en Chubut permitió que por fin la foto compartida entre Rodríguez Larreta y Patricia Bullich pudiera ullich pudiera lugar. Ignacio «Nacho» Torres, un joven político que se inició con Graciela Ocaña continuó en la órbita del peronismo y finalmente recaló en el Pro, para acceder ahora a la gobernación de la provincia patagónica la hizo posible. Pero la tensión interna no dejó de sentirse: hubo foto, pero no unidad.
Los números registrados en Chubut son muy similares al promedio de lo que se encuesta a nivel nacional. En Chubut los libertarios hicieron una buena elección, equiparable a la de La Rioja. ¿Serán un anticipo de lo que sucederá el 13 de agosto?
Al confirmarse los datos finales, Torres exclamó: «Ya está, ganamos, salgamos, salgamos juntos». Junto a él subieron al escenario los dos precandidatos presidenciales de JxC. La inédita foto tenía lugar, además, en medio de un verdadero “batacazo”. A Juan P. Luque, candidato de UxP, le resultó inconducente su estrategia de tomar distancia de la administración de su propia alianza, que le generó todo tipo de objeciones durante la campaña pero no se molestó en modificar. El destino de la provincia fue definido por una luz de apenas 5.900 votos.
Luque se resistió hasta el día siguiente a admitir su derrota. Después de dos décadas ininterrumpidas de gestión provincial, en la provincia fue caratulado como “el padre de la derrota”. Pero, a escala nacional, esa argumentación resulta insuficiente: son ya demasiados los resultados adversos en las elecciones provinciales que viene sumando UxP, que no sólo parecen comprometer sus chances presidenciales, sino también sus márgenes de gobernanza en caso de que el oficialismo consiga dar el batacazo e imponerse en las elecciones generales.