• 10/07/2024 00:13

Acuña negó que haya diálogo entre el Gobierno y la CGT

Ene 2, 2024

Uno de los triunviros de la CGT, Carlos Acuña, salió a desmentir públicamente al vocero presidencial Manuel Adorni, y afirmó que «por ahora no hubo ningún diálogo con el Gobierno Nacional”. E inmediatamente celebró que la Justicia haya habilitado la Feria Judicial para posibilitar el inmediato tratamiento del recurso presentado por la CGT contra el Mega DNU que desconoce el articulado de la Constitución Nacional.
Al ser consultado sobre las afirmaciones del vocero presidencial que había anunciado la apertura de un canal de diálogo con el Gobierno, tras el anuncio del paro y movilización de la CGT para el 24 de enero, Acuña lo descartó de cuajo.

«Nunca nos hubiéramos negado al diálogo. Y más para un tema tan importante como este. Pero no nos dejaron otro camino. La convocatoria al paro es porque nos obligan a hacer lo que estamos haciendo, que es defender el derecho de los trabajadores», enfatizó.
Acuña reiteró que el mega DNU «está violando derechos constitucionales». Y precisó que «Avanza sobre una realidad que es algo entre los trabajadores y empleadores. Con un DNU no se puede eliminar lo que fueron acuerdos permanentemente, que es a través de los Convenios Colectivos de Trabajo», subrayó.

El referente sindical valoró la decisión de la Sala de Feria de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo de habilitar el receso judicial para tratar el amparo, ya que dio «lugar a un tema importante». E inmediatamente aseguró que la movilización del 24 de enero «va a ser mucho más contundente» que la protesta de la semana pasada a Tribunales, ya que sólo se trató de «un acompañamiento para la presentación a la justicia».

«Esta vuelta sí hay convocatoria a los gremios. Va a ser mucho más contundente. La imagino muy masiva. No me sorprendería para nada un millón de trabajadores en la calle defendiendo los derechos como corresponde», remarcó.

Acuña cuestionó las medidas económicas del Gobierno y señaló que «la salvación del país es cuando hay poder de consumo y ese poder hace una demanda más importante y hace que haya que fabricar más».

«El hecho de fabricar genera más puestos de trabajo y funcionan las pymes, pero si el trabajador no tiene poder adquisitivo se cae todo», insistió.

«Las mediciones dan que en diciembre cayó la demanda un 30%»-recordó- y acotó que “no quiere ni pensar» cómo será «la caída de la venta» durante el mes de enero. De persistir con sus anteojeras, el Gobierno marcha directamente a la catástrofe, concluyó.