• 27/05/2024 21:05

Motosierra a full. El Gobierno insiste con la restitución del impuesto a las Ganancias

Abr 8, 2024

 

Pese a que el consumo se ha desplomado y el incremento de los niveles de pobreza y de indigencia siguen creciendo de manera espantosa, el gobierno insiste con la restitución del Impuesto a las Ganancias a la 4ta. Categoría. El Ministro del Interior, Guillermo Francos, indicó que el piso del gravamen se «ubicará entre $1,5 y $2 millones», y que no será «retroactivo al primer cuatrimestre del año».

Francos aseguró que: «Creemos que estamos bien, que hemos llegado a varios puntos de consenso. No creo que haya mayores dificultades u oposiciones a los temas que abarca la Ley Bases y tampoco la fiscal», haciendo referencia a la reunión que mantuvo con los gobernadores de Juntos por el Cambio, y de la que todos los participantes salieron dando versiones contrapuestas.

El ministro anticipó que el Gobierno va a «incrementar la propuesta del piso de Ganancias» para ubicarlo entre $1,5 y $2 millones. «Esto lo está terminando de analizar el ministro de Economía con su equipo, a ver de qué manera impacta en el tratamiento de la ley y en el déficit cero», informó. Y aclaró que: «Las escalas son progresivas, en eso también hubo bastante acuerdo. La ley tendrá un artículo que establezca que no es retroactivo al primer cuatrimestre del año, lo mismo que el último trimestre del año pasado, que quedó fuera de lo que establece la ley».

Del lado de los gobernadores nadie salió a confirmar sus dichos. Para muchos gobernadores, sobre todo los del sur de país, la restitución del impuesto será motivo de graves conflictos sindicales y sociales. Pero tampoco pueden desmentir al gobierno, porque están asfixiados por la falta de envío de los fondos que les corresponden de parte del Gobierno Nacional.

Francos completó su exposición con un mensaje aún más provocativo, al señalar que la ley por la cual se eliminó el gravamen para la cuarta categoría, «no tiene en cuenta que se anula este impuesto a partir del año 2024, entonces quedó pendiente el último trimestre del 2023. Eso es lo que vamos a resolver ahora».

Los gobernadores están atados de manos y no se animan a reaccionar, aunque los está tapando la arena. Para chantajearlos, recibieron la promesa de que el gobierno les financiará la realización de obras públicas a quienes se sometan a sus directivas y ordenen a sus legisladores que les voten la nueva ley combi y todas las iniciativas que emanen del poder central, y mantengan en vigencia el Mega DNU inconstitucional.

Mientras tanto, el avispero sindical comienza a moverse. A los paros de docentes y de ATE de la semana pasada se suman los de colectivos y de camioneros anunciados para este lunes por la negativa del gobierno a respetar los aumentos paritarios y por su falta de envío de los fondos de subsidios al transporte.

El clima social se enrarece cada vez más. El gobierno busca la confrontación, el pueblo la sufre.