• 12/07/2024 20:51

El Gobierno no acierta una Ahora Lula quiere eliminar el acuerdo automotriz con Argentina

Jul 2, 2024

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Las agresiones, provocaciones e insultos de Javier Milei y sus ministros hacia el presidente brasileño, “Lula” Da Silva, finalmente parecen haber provocado el “no va más” del gobierno del país vecino. En las últimas horas trascendió que Brasil presiona para eliminar el comercio administrado de la producción automotriz, conocido como Flex. La evaluación de las automotrices locales no se hizo esperar: «Sería desastroso».
Si Brasil finalmente concreta la iniciativa podría destruir a la industria nacional. «La propuesta es que no haya comercio administrado Sería desastroso para la industria automotriz de Argentina. En dos minutos, arman las valijas y revienta todo», explotaron en el empresariado argentino del sector, ya visiblemente disgustados por las políticas desastrosas para la industria nacional que viene implementando Javier Milei desde que asumió su gestión.
En los últimos años Brasil y Argentina mantienen en los mercados de azúcar y de autos un comercio administrado que no es libre, que en su momento era 1 a 1 con un dólar de exportaciones a Brasil que permite importar y exportar la misma cantidad de dólares.
Ese Flex se fue corrigiendo pero se mantuvo vigente. En caso de eliminarse implicaría la libre importación de autos de Brasil sin ninguna traba, tal como se importan otros bienes. La industria automotriz argentina no es, precisamente, competitiva, por lo que hasta ahora se venía sosteniendo el acuerdo con transacciones intra firma de cada automotriz, que combinan su producción en uno y otro país.
«Nosotros creemos que siempre es mejor mejorar la herramientas que eliminarla. El daño sería muy fuerte pero entiendo que todo está en una faceta de negociación», quieren ilusionarse en el empresariado automotriz argentino. Pero las provocaciones de Milei ya colmaron la medida, por lo que no parece quedar tan en claro que la situación pueda recomponerse.
El impacto de una decisión de este tipo sería gravísimo, ya que el sector automotriz implica más del 40% de las exportaciones argentinas de manufacturas de origen industrial, Es, además, el segundo complejo exportador del país, con 78 mil puestos de trabajo directos y alrededor de 160 mil indirectos.
El sector automotriz quedó excluido de la Unión Aduanera desde la creación del MERCOSUR. En la cumbre en Asunción de la semana próxima debían discutirse cuestiones como ésta, pero el presidente argentino anunció que no concurrirá. El lunes pasado “Lula” afirmó que no hablará con el libertario argentino hasta que se disculpe por «las estupideces que dijo sobre él y su país»; y Milei, lejos de bajar el tono, respondió en un reportaje de televisión que su par es un «zurdito con ego inflamado» y volvió a calificarlo de «comunista y corrupto».
Ahora el vocero presidencial, Adorni, explicó que no Milei no concurriría para no “sobrecargar” su agenda de viajes. El problema es que siempre que viajó lo hizo para instalar su imagen o por eventos personales, sin haber conseguido un solo dólar de inversión para la Argentina. Ahora que se ha tensado al extremo la relación con Brasil, con el riesgo cierto de hacer colapsar la industria automotriz, prefiere quedarse. Toda una definición sobre el desempeño del actual presidente argentino.